IGG-2024-017. Lógica capitalista en las personas y los medios de comunicación.

  • Título: IGG-2024-017. Lógica capitalista en las personas y los medios de comunicación.
  • Autor: Publius Galerius Pera
  • Publicación: 04/07/2024
  • Idioma: Español
  • Departamento: Departamento de Economía
  • Bibliografía: Galerius Pera, Publius. (2024). “IGG-2024-017. Lógica capitalista en las personas y los medios de comunicación.” Publicado el 4 de julio. Instituto Georgios Gemistos.
  • Resumen: Anotaciones sobre el capitalismo y la forma en que afecta a las relaciones personales y los medios de comunicación.

 

El capitalismo en sus inicios se configuró como un sistema socioeconómico que fue entrando en la vida cotidiana de las personas, las estructuras sociales y las instituciones, de forma similar a como un líquido va penetrando esparciéndose por un recipiente. Así, toda la sociedad quedó impregnada en cada intersticio. Tras varios siglos de desarrollo, la inmersión es de tal calibre que las sociedades contemporáneas están afectadas en todas las facetas de la vida humana, moldeadas no solo las instituciones sino también toda concepción ontológica individual.

Ninguna de las personas que hoy viven han conocido nada fuera del marco capitalista, este sistema, por tanto, preexiste a cada uno, y configura, desde el nacimiento, el marco cognitivo y valorativo con el que se interpreta la vida. La moral, que antaño era inmutable, hoy está sujeta a las fluctuaciones o las demandas del mercado. De esta forma, nadie es capaz de tener una percepción valorativa de un fenómeno sin recurrir a categorizarlo intrínsecamente en la lógica de la utilidad o el rendimiento económico. Como ejemplo de ello podemos citar el mercado de órganos humanos.

También en lo institucional se han visto afectados los medios de comunicación. Si bien pudieron ser en sus comienzos una especie de bien público a día de hoy están dirigidos hacia la mercancía sujeta a la oferta y demanda. Por ello se ven abocados a la búsqueda permanente de nichos rentables, lo que acaba derivando en una influencia probablemente perturbada en la opinión pública.

En el campo de la cultura, también ha habido una búsqueda de la trascendencia diferente a la clásica, con producciones que se han escindido de obras clásicas estéticas, diseñadas para satisfacer nichos – igual que la prensa -, en la búsqueda del rendimiento por encima del análisis o la reflexión. En este campo se puede citar la famosa obra autodestruida de Bansky y toda su obra.

Esta mercantilización universal ha provocado una metamorfosis en las sociedades, imperceptible por su ubicuidad, pero con unas implicaciones que escapan todavía, ya que será necesario que pasen décadas hasta comprobar sus efectos.