IGG-2024-014. Cómo era la vida cotidiana de los soldados romanos en el Muro de Adriano.

Título de la Obra: Cómo era la vida cotidiana de los soldados romanos en el Muro de Adriano.

Autor: Gaius Albius Scaeva

Publicación: 29 de mayo de 2024

Idioma: Español

Departamento: Departamento de Historia

Blibliografía: Albius Scaeva, Gaius. (2024). “IGG-2024-014. Cómo era la vida cotidiana de los soldados romanos en el Muro de Adriano.” Publicado el 29 de mayo. Instituto Georgios Gemistos.

Resumen: Análisis sobre la vida cotidiana en el Muro de Adriano.

 

El Museo Británico está presentando la exposición Legión en los medios de prensa, que trata sobre la vida cotidiana de los soldados romanos, recorriéndola a través de los descubrimientos que se han hecho en el Muro de Adriano.

Una de las cosas que más ha sorprendido a los investigadores es la diferencia en la visión de Estado del emperador Adriano respecto a sus predecesores, como Trajano. Con el Muro, Adriano rompió la aspiración de expandir el Imperio, para consolidarlo.

Dada la influencia académica en la posmodernidad sobre la visión de la mujer sometida como mera herramienta del hombre, los investigadores se han quedado completamente estupefactos al comprobar que, en la realidad, las mujeres eran tan importantes en la vida ordinaria como los hombres. De hecho, no solo acompañaban a sus familias a este tipo de asentamientos, sino que incluso regentaban negocios como tabernas o tiendas de productos.

La administración romana trataba de evitar destinar a los soldados a sus lugares de origen, para que no participasen en rebeliones. Por ello, este tipo de enclaves eran punto de encuentro multicultural, con soldados llegados desde todos los rincones del Imperio: España, Rumanía, Argelia o Siria. Además, era habitual que llegasen comerciantes también de todos los rincones del mundo.

Como ya se ha ido comprobando en otros lugares, los romanos tenían todo tipo de corrientes religiosas. Era habitual entre los legionarios – y en los yacimientos se ha vuelto a comprobar – el culto a Mitra, una deidad de origen oriental. Pero también había adopciones de cultos a deidades locales, que se llegaban a mezclar con los dioses tradicionales romanos, por ejemplo Marte Cocidio.

Un lugar destacado es Vindolanda. En una época donde se pone énfasis en el ecologismo y la sostenibilidad, los investigadores también se han sorprendido de las técnicas romanas al abandonar puestos avanzados y fuertes de madera. Se echaban abajo los muros, se cubría la zona con césped y arcilla para posteriormente sellar las capas inferiores.

Gracias a estas técnicas, además de, al abandonar un lugar, dejarlo tal como estaba antes de construir, también se logró mantener las zonas inferiores selladas en condiciones anaeróbicas, por lo que hoy día se pueden encontrar objetos de madera, textiles o cualquier cosa orgánica en perfecto estado de conservación.

A día de hoy, Vindolanda es el mayor yacimiento en Europa occidental de textiles romanos. Se cree que tuvo una población permanente de alrededor de 5.000 habitantes.

Se ha llegado a encontrar incluso una pelucla hecha con plantas locales, para repeler a los mosquitos.

También se lograron recuperar tablillas de escritura de madera, en las que se escribía con tinta. Habitualmente, los romanos utilizaban tablillas de cera con estiletes.

Se encontraron alrededor de 1.700 cartas, y entre ellas varias de mujeres que se piden medicamentos, o se invitan a fiestas.

Una de estas cartas, invitación de Claudia Severa, esposa de un comandante de un campamento cercano, a una fiesta de cumpleaños. El escrito termina con un: “Te espero, hermana. Adiós, hermana, mi alma querida”, y está considerado el texto más antiguo escrito por una mujer romana.

Para los investigadores, lo más destacado en este ámbito es que había todo tipo de mujeres en los campamentos, de todas las clases sociales y de todas las profesiones.