BT-2024-008. Dioniso satisfecho.

Título de la Obra: Dioniso satisfecho.

Autor: Agler Cauno Photios

Fecha de Publicación: 28 de marzo de 2024

Idioma: Español

Editorial: Bibliotheca Tareviæ

Blibliografía: Photios Cauno, Agler. (2024). BT-2024-008. Dioniso satisfecho. Publicado el 28 de marzo.

 

Escenario: Bosque de Lupolis, en Anvurna. Hiedra y viñedos. En el centro hay un altar para honrar a Dioniso.

Aparecen Dioniso y un coro de ménades rodeándole. Todos cantan y saltan alegres. Dioniso porta una corona de hojas de parra y una copa de vino.

El coro le dice:
¡Oh, Dioniso, dios de la vid, de la fiesta,
nuestro eterno señor, nuestro inspirador!
Tú nos llenas de alegría, con estas uvas, con estos bailes,
por eso te cantamos cada día.

Dioniso les responde:
Mis fieles, mis devotas. Sois las hijas del éxtasis, el testimonio de mi pasión. Aquí, en este bosque sagrado, donde nadie puede meter mano, aquí encuentra cualquiera mi libertad, lejos de todas las cadenas sociales. ¡Brindemos por la vida, por la embriaguez sagrada!

El coro responde:
¡Brindemos por ti, gran dios! Por tu divina presencia, que nos libra de todos los dolores, que nos hace perdernos en misterios, bajo una guía firme, oh gran dios, siempre bailando y cantando en tu honor.

Dioniso se acerca a su propio altar, sonríe.

Las ménades acuden tras él, ofrecen una libación de vino, mientras cantan sus alabanzas.

Dioniso:
¡Dadme los devotos el vino, y yo bendeciré vuestas vidas con gracia! En cada libación, liberaré el éxtasis en vuestras almas, me hallaréis con presencia divina.

El coro sigue:
¡Oh, gran Dioniso! Danos fuerza en los corazones,
alivia nuestros dolores,
guíanos para poder seguir tus pasos, fielmente,
cada nuevo día, con tu espíritu siempre protegiendo a los buenos fieles.

Dioniso y las ménades se marchan del escenario cantando, mientras el altar se ilumina con luz verde clara. La música y las risas se desvenecen poco a poco. El escenario se cierra.